BASSET HOUND

Perro de rastreo con un linaje muy antiguo y un instinto de jauría. Despliega gran resistencia en la caza, haciendo gala de su ladrido profundo y melodioso.

El Basset Hound es un perro apacible, especialmente cariñoso con los miembros de la familia, y que nunca se muestra agresivo o tímido. De carácter travieso, se ha labrado una reputación de perro tozudo y obstinado, consiguiendo siempre salirse con la suya.

Es un perro de considerable sustancia, bien proporcionado y distinguido. Preferentemente debe presentar una piel relativamente floja.

Es la raza de rastreo más extendida y popular en todo el mundo. Asimismo, es el más pesado y poderoso, y de hecho se le califica como un perro de tamaño grande, a pesar de sus cortas extremidades.

Cabeza: la trufa es prácticamente paralela a la línea superior del cráneo, y su longitud no debe ser superior a la del cráneo. Se permite que la frente este ligeramente arrugada, en la zona más próxima a los ojos.

Orejas: de inserción baja, justo por encima de la línea de los ojos, son largas y se extienden mas allá del extremo del hocico. Presentan una longitud apropiada, sin ser excesiva.

Cuerpo: largo y profundo en toda su longitud. La cruz y el lomo se encuentran aproximadamente a la misma altura.

Cola: bien insertada, bastante larga, ancha en la base, se estrecha hacia el extremo, y en la parte inferior presenta una cantidad moderada de pelo áspero.

Color: por lo general es tricolor (blanco, negro y fuego) o bicolor (limón y blanco), aunque se admiten cualquiera de los colores reconocidos en los sabuesos.

Pelo: liso, corto y pegado al cuerpo, no demasiado fino. El contorno está bien definido, sin presencia de flecos.