BEAGLE

El prototipo de una estrella mundial.

Es un perro alegre, que se utiliza fundamentalmente para rastrear liebres, labor para la cual usa su fino olfato. Intrépido, muy activo y dotado de gran energía, resistencia y determinación.

El Beagle es inteligente, equilibrado y afable, con el que resulta extremadamente fácil convivir.

Para muchos de los seguidores de perro de rastreo, el Beagle sigue siendo el arquetipo de las más de 70 razas de perros de sabuesos.

Vigoroso y distinguido, un sabueso compacto y robusto que transmite una sensación de distinción, sin ser tosco.

Cabeza: de considerada longitud, poderosa sin ser tosca, más fina en las hembras, no presenta arrugar ni tiene el ceño fruncido.

Orejas: largas, con puntas redondeadas, casi alcanzan el extremo de la trufa cuando están estiradas.

Cuerpo: línea superior recta y nivelada, lomo poderoso, ágil, corto y equilibrado, el pecho desciende por debajo de los codos.

Cola : fuerte, de longitud media.

Color: cualquier color aceptado para un sabueso, excepto el hígado. La punta de la cola es blanca.

Pelo: corto, denso y resistente a la intemperie.